Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 diciembre 2007

DIVAGANDO

DIVAGANDO

  

Otra vez estaba divagando cuando miré a la puerta de cristal y ahí estaba el gato, me miró como el que mira algo con lástima, se dio la vuelta y se rascó la oreja queriendo quitarle importancia, era blanco y negro moteado, de cola entera negra, cuando me levanté y le presté atención se fue. Odio los gatos y creo que ellos a mi también. Pero ya se me han aparecido de forma similar en otras ocasiones.

Pasa otra noche. Hay algo común en todas sus apariciones, creo que en las dos o tres ocasiones que me he fijado un momento en ellos, justo antes, mi mente estaba viajando o divagando, no dando importancia a nada, cuando los miré se marcharon.

Estaba pensando. Siempre que mi mente barrunta perdida por esos mundos de la imaginación, mi cuerpo hace algo que intenta llamar mi atención, cuando dibujo mi cuerpo se ralentiza, mi mirada se encuentra perdida y no veo los detalles con claridad, entonces siento como el aire pasa por mi nariz lentamente y mi cuerpo está frío; en las raras ocasiones en las que me hallo en este estado siento los músculos de las piernas como cuando nunca los sientes, salvo cuando haces ejercicio.

Otra vez divagando, perdido en mis pensamientos y cuando lo hago siento una extraña sensación, como si algo importante me fuese a ser revelado. Una persona aparece. Llamando mí atención haciéndome volver al estado de vigilia. No puedo evitar pensar qué relación tienen todos estos sucesos ¿Porqué siempre aparecen cuando menos lo deseo y mucho antes de darme cuenta de lo que está pasando? Porqué tenía miedo de…  ¿Entrar? ¿Qué le pasa a mi estúpido cuerpo cuando me encuentro en tan extraña situación? ¿Qué tiene que ver los gatos en todo esto? Malditas preguntas. Lo único que sé es que esta noche me distrajeron de tal manera que me olvidé de las preguntas. Pero esta vez he tomado mis precauciones, esta vez las he escrito… Mañana confirmaré si lo que pienso es cierto.

Cuanto más intento perderme en mis pensamientos más reclama mi atención.

¿Porqué no me gusta el frío? ¿Porqué a la gente que conozco que tiene una gran imaginación no le gusta el frío? ¿Porqué cuando más me pregunto o mejor es la pregunta más me distraen?

¡Otro gato! He hecho un intento rápido de concentración, se ha acercó y me miró, solamente cuando le dije  -Por favor quiero saber porqué- entonces ha huido.

¡Tengo que encontrar el método para librarme de mi cuerpo y de todo aquello que me interrumpe!

Le he enviado un mensaje a Juan Ramón para que venga o mejor aún me confirme la cuestión del frío o del calor. Espero respuesta.

Todavía no he recibido respuesta de mi amigo. Esto es de locos. Ahora que estoy haciendo progresos empieza a nevar y la estufa se ha estropeado, si no es un complot qué es ¡Ahora no puedo sumirme en el estado, así que mientras aprovecharé para buscar información!

Otra vez lo han hecho, cuando el frío no me detiene, cuando no oigo los sonidos, cuando leo, cuando me centro y mi vista apenas alcanza a concentrarse en la lectura y mi mente empieza a divagar ¡Entran y me interrumpen! Ahora lo sé, hay algo y ese algo me impide entrar en no sé qué sitio ¿Será en el mundo onírico, aquel que guarda sus propios secretos o ese algo que me lo impide puede tomar muchas formas, son quizá solamente guardianes felinos bajo sus órdenes? No, no espero que comprendáis lo que tan siquiera he escrito, éstas palabras solamente están dirigidas a esas almas sensibles que solamente pueden percibir lo que yo o tan siquiera intentarlo.

Pero algo de lo que estoy seguro es que pienso averiguarlo. Lo pondré por escrito y lo dejaré en su momento para que solamente los que son como yo puedan hallarlo y así poder ayudarles ¿Podré averiguar que demonios le pasa al mundo? ¿Me dará tiempo a ponerlo por escrito? Lo que si sé es que por la noche es el mejor momento de reflexión. El frío y la inquietud me llegan. No tengo miedo, pero en le caso de que el momento se presente no se que hacer. Tendré que pensarlo.

¡He visto una guía hacia la luz siguiendo las instrucciones del libro prohibido! Aquel que me hizo darme cuenta  de… ¡Dios, otra maldita interrupción! Pero pienso seguir, no me importa nada, pienso llegar al final de este asunto.

Retomo: solamente me da miedo la realidad, no se aún cómo actuar o cómo lo sabré pero siempre está ahí para impedírmelo, es como si fuera una gran máquina bien engrasada y viviente, que vigila cada uno de tus pensamientos y las situaciones de cada uno. Es una prisión viva que intenta por todos los medios no dejarte salir. -Barrunto- Pero como toda prisión tiene un fallo. Tengo que descubrirlo, quizá… los otros tengan algo que ver con ellos.

Anuncios

Read Full Post »

¿Y AHORA QUÉ?

¿Y AHORA QUÉ?

Mataron a mi familia, hicieron una masacre en mi pueblo, quemaron las casas de aire y cristal, mis amigos cayeron de las torres de vigilancia y por si fuera poco, mi reclamo al cielo se quedó en un grito de silencio.

Un día, sumido en la desesperación y cuando empezaba a ser fuerte para sobrevivir a la epidemia producida por los muertos: apareció un ser ante mí, una silueta donde se podía ver las respuestas escritas en el cielo estrellado que reflejaban los brillos de sus ojos. No hablaba, pero oía sus respuestas en mi mente. La silueta me ofreció un nombre para dirigirme a ella, el cual era: “El forjador de guerreros”.

El forjador me entrego La espada, que acabaría fundiéndose con mi brazo como una extensión de mi cuerpo y me enseño a manejarla diciéndome -La espada no mata, su filo no corta, su punta no penetra, tan solo es metal inerte ¿Pero qué ocurre si alguien sabe como usarla? Puede llegar a ser el arma letal más poderosa que existe. Así aprendí a utilizarla como el mejor.

El forjador me entregó El escudo, me enseño a manejarlo y a conocerlo tan bien como La espada diciéndome -Con la espada matarás a tus enemigos pero recuerda que no puedes controlarlo todo, tus rivales también saben luchar, así que debes aprender a defenderte, sabes que en la batalla no solo estas tú y que deberás proteger a otros ¿Cómo lograrás hacerlo sin escudo?-

.

Por fin estaba preparado para la batalla y me dirigía al encuentro de los asesinos (Ya que no se muere a manos de uno sino de varios), cuando El forjador me detuvo y me preguntó -¿Cómo sabrás quienes son tus enemigos? Hace mucho que ocurrió ¿Ahora podrías identificarlos? Sabes que no- Continuo a pesar de mi enfado -Para poder hallarlos, tendrás que entrenar la paciencia y sabiduría, así obtendrás la meta que anhelas-.

Me entrenó con piedras, acarreándolas todo el día y toda la noche en mi actividad física. Además en mi entrenamiento mental me comentó El forjador que observase a las piedras atentamente y que esperase a que me hablaran. Tardé tiempo hasta que comprendí que las piedras no hablan, pero si que transmiten mensajes a través de lo que le rodea y así descubrí que son necesarias para la vida.

Era la hora de la verdad, estaba listo y pronto llegaría el momento de la venganza. Justo cuando me marchaba me entregó un último regalo. Una armadura, me sorprendí al verla ya que debía pesar toneladas. Cuando me la puse era tan ligera como la ropa, me informó que eso era motivo de mi entrenamiento.

Y antes de desaparecer se despidió con las palabras siguientes -La armadura te protegerá cuando no puedas atacar ni defender o cuando surja un imprevisto, recuerda que quitársela a tiempo puede ser beneficioso- Dicho esto se despidió.

Hice un gesto de asentimiento y despedida, a la vez que desaparecía pude percibir como murmuraba algo que no entendí y que ahora comprendo: “Es justa la venganza. Pero estos años de entrenamiento perdidos y desaprovechados para nada”.

_____

Viaje por un tiempo indeterminado cruzando desiertos, los días y las noches transcurrían uno detrás del otro hasta que una mañana, por fin, encontré el cáncer que debía erradicar.

Mire a mis enemigos y aunque eran diferentes a lo que esperaba me enfrenté a ellos.

Mientras luchaba iba agradeciendo el entrenamiento y los consejos de El forjador de guerreros. La sangre que brotaba de mis contrarios me hacía más fuerte y furioso cada vez ¡Claro que algún golpe recibí! Pero no era nada comparado con el daño que ellos habían hecho sufrir a otros, a mí, aquel que juré devolvérselo.

Cuando cayó sin vida el último cuerpo sanguinolento, me senté a descansar y a disfrutar del espectáculo que formé. Como el pintor que contempla su obra finalizada.

Disfruté desde luego, pero cuando me puse a pensar en todo, me di cuenta de las últimas palabras del forjador “era justa la venganza” y al pensar que había ganado con ello llegue a una conclusión: nada, solo mucho tiempo desperdiciado.

Lo único que había hecho era lo que más odiaba precisamente de mis enemigos.

Me enfadé y le quise echar las culpas al forjador, pero lo único que él había hecho era darme lo que más necesitaba entonces. Me percaté de mis errores y lo malo es que él ya no estaba allí para ayudarme.

Me quede como al principio, solitario, herido en mi corazón y con un cementerio por casa.

¿Y ahora que?

No tenía a nadie, la muerte parecía disfrutar conmigo, me había convertido en su representante en los campos de batalla.

Pero algo dentro de mí se negaba a reconocer esa situación, no sé que era ¿Tal vez los restos de las enseñanzas de El forjador de guerreros (pues todas sus lecciones no se referían solo al combate) o tal vez era el último grito de la impotencia?

Fuese lo que fuese tomé una decisión: la fuerza, el coraje y la pasión que poseía para la lucha la utilizaría en la búsqueda de un nuevo hogar donde las plantas creciesen por el agua y no por las lágrimas vertidas por el dolor.

Me pondría en marcha en busca de un destino incierto, en busca de un pueblo de paz, No sé si lo encontraría o lo que pasaría pero esperaba lograrlo, ahora si daría mi vida por ello.

______

Allá a lo lejos y tras meses de un incontable caminar a través de inhóspitos parajes, vislumbré un pueblo de casas brillantes de múltiples colores, que me recordaban a mi antiguo hogar de aire y cristal, solo que algo diferente. Cuando me quedaba poco, a punto de cruzar la última duna me dio miedo y me paré pensando en que podía ser una ilusión, una visión en mi cerebro. Mi cuerpo se paralizó de pronto, miedo y confusión me aturdían.

Pero cuando alcé la cabeza vi una mano que se extendía ante mí, una mano imprecisa, cuando me erguí vi una silueta familiar de ojos estrellados.

El forjador de guerreros que se encontraba delante, le habló a mi mente como siempre -Te esperaba hace tiempo. Aún me queda una cosa que decirte: éste será tu hogar de paz, serás acogido y como quieras vivir tu vida será solo tu decisión. Pero jamás olvides mis enseñanzas, ya que te servirán en un futuro; esta buena gente necesita de un protector y creo que ese puede ser tu destino, ahora debes seguir adelante. Hoy será la última vez que nos veamos, así que recuerda todo lo ocurrido y continua tu camino-.

Vi como El forjador de guerreros se desvanecía ante mis ojos como una bruma.

Siempre recordaré sus ojos y la sonrisa que se le podía entrever a veces y sobre todo sus enseñanzas.

Ahora y delante de mí me esperaba un futuro, un pueblo, un hogar y una compañera para seguir con mi vida.

¿Y ahora qué ocurrirá?

Read Full Post »

SOY

Nota: éste texto debe leerse primero los renglones impares, luego los pares y posteriormente entero, al leerlo de esa manera  veréis que no tienen el mismo sentido.

  

SOY

   

Soy el que está siempre en tus sueños.

Él está en un rincón en el fondo de tus sueños.

Soy el que conoce los deseos de tu corazón.

Al que presientes muy cerca de tí.

Soy el que llega a lo más profundo de tu intimidad.

Al que confías tus sentimientos.

Soy cómplice de tu dolor, tus ansias y visión.

Al que siempre sientes cerca en tu soledad.

Soy el que tramará los hilos místicos.

Le ves como a un extraño geniecíllo.

Soy el que transformará los sueños.

Al que curiosamente mirarás.

Soy el que abre el camino para cumplir tu ilusión.

Él te pondrá en tus manos la otra mitad de tu corazón.

Soy al que sonreirás por eso.

Es al que darás las gracias.

Soy el que con una sonrisa te responderá.

Mientras que un porqué recorre tu cabeza.

Soy el que sin pedirte nada a cambio.

A él querrás corresponder.

Soy simplemente el que desaparecerá.

Y el no te dejará.

  

“Pensamientos del tercer mejor amigo”…

Read Full Post »

PALABRAS PRONUNCIADAS

PALABRAS PRONUNCIADAS

¿Dónde van las palabras pronunciadas cuando dejan de oírse? No, no son meras vibraciones que se atenúan y desaparecen. O crees que la palabras pronunciadas que han levantado imperios, que lograron que el hombre salga de su planeta natal, que se aniquilen el uno al otro, conversaciones románticas susurradas al oído por una pareja, dictámenes médicos a cerca de una extraña enfermedad o blasfemias esputadas… ¿Simplemente dejan de existir? Entonces ¿Por qué nos molestamos insidiosamente en expresarlas en escritura? Para que estas no pasen simplemente a desaparecer, por que tenemos miedo a donde pueden ir, para que no se convierta en algo raro y desconocido y entonces temerlas como a fantasmas.

¿A dónde van? Hay muchas teorías a cual más extraña que la anterior, unos dicen que van a otra dimensión, otros que las palabras son la materia de lo que esta constituido todo, que cada viga, cristal o piedra esta formada de palabras que la describen, que expresan como han de ser, como comportarse, color o densidad que han de tener, etcétera. Según muchas religiones en el mundo el universo se creo a raíz de las primeras palabras de Dios. Otra teoría sin embargo es que son el elemento básico que tejen los sueños y que solamente cuando un hombre deja de pronunciarlas y se duerme, subconscientemente las escucha y las atrapa y entonces nuestra poderosamente mente entreteje los sueños, por eso estos suelen relacionarse con algo vivido u oído, por que es lo primero que hemos percibido, empero otros sueños no tiene nada que ver porque los formamos a raíz de otras cosas oídas y pronunciadas en otros lugares.

Yo personalmente si tuviera que votar a favor de alguna, lo haría por esta última.

Read Full Post »

LÁGRIMAS

LÁGRIMAS

Consigue ver la acera quebrarse, los edificios levantarse, corromperse y caer.

Del suelo surgen montañas de cadáveres formando los nuevos caminos, la carne putrefacta desprende un olor que hace que la atmósfera no se pueda respirar, graves chirridos de las armaduras de los muertos, el chasquear y crujir de los huesos amontonados y las risas mudas de labios sin carne bajo los cascos.

El cielo se torna negro por las bandas de buitres que bajan y picotean la carne podrida y la sangre coagulada.

El cielo es rojo por la polución y de entre la pila de muertos surge un héroe, un superviviente de la catástrofe, espada bajo el cinto, el hacha en la espalda y puñal en la pierna.

El canto de los pájaros hace tiempo que ya no se oyen.Una silueta negra camina bajo el cielo rojo y hace el nuevo camino montado en su caballo, las huellas de éste se estampan en los cráneos a medida que avanzan.

Pasado el tiempo el héroe no actúa ni se protege, solo piensa en el hongo amarillo que apareció en el cielo, todos murieron pero él no, lo consiguió, después el terremoto que asustaría hasta a los dioses y…  Prosigue su camino.

No sabe a donde va, ni a que lugar se dirige pero ha de seguir, siempre, camina mientras las lágrimas de sus ojos escurren y golpean el suelo, él quisiera que esas lágrimas fertilizasen el suelo y creciese la hierba, no la que forman los dedos agudos y esqueléticos; las rocas craneanas impiden el galope del caballo que no sabe nada, dicho superviviente no sabe ni conoce nada, solo camina y espera encontrar pronto agua limpia con la que apagar el sofocante calor de su cuerpo condicionado por la atmósfera caliente.

Alguien más tiene que haber vivido, tiene que haber otra alma desgraciada que comparta su desesperada situación, piensa que sería mejor formar parte del camino que pisa.

Read Full Post »

FUERZA

FUERZA

  

Fuertes. Inteligencias perdidas.

Poder desgastado en aparentar fuerza.

Fuertes de almas.

¡Dominar prima!

 

Prisioneros de sí mismos.

Mentes atrapadas en sus laberintos, pero fuertes, dicen;

palabras muertas que caen como estrellas.

Ya que en realidad no son Impenetrables cazadores de la historia.

Fortaleza en apariencia, pero gastan toda materia en enormes muros con puntos débiles.

Cuando caen, se esparcen como las explosiones de los tejidos atómicos.

Dejan al descubierto lo mismo que hay entre dos dedos.

Los tíldeantes vientos esparcen las cenizas.

 

Ceño fruncidos, miradas inquisitoriales, huecos del supramentón ampliamente abiertos decorados de ribetes almohadillados, escupiendo interrogantes rabiosos.

¡Por fin! Los miedos temerosos de la debilidad afloran en inertes y reiterativas puñaladas de deseos, motivados por incertidumbres.

Miedo.

 

Las debilidades son raíces que florecen en una maraña creciente que fortalece el alma si eres sabedor de ese conocimiento.

Read Full Post »

ÁNGEL

ÁNGEL

Jamás sintió dolor o por lo menos no recordaba uno semejante, de tal intensidad que hasta lo más profundo de su alma se estremecía y de almas es algo de lo que él sabía, había visto muchas y de los diferentes bandos, de las más puras y deslumbrantes que podías llorar con solo mirarlas, a las más negras capaces de corromper a las inocentes como si de flores marchitas se tratasen.

Si algo de lo que no cabe duda era que le gustaba su trabajo, otros no podían soportar tal cantidad de fracasos y cada día era más difícil, ya que a las personas cada vez más les costaba creer en aquello que solo su interior podía ver, en vez de hacer caso solo a lo que sus sentidos superficiales les dictaban. Pero para él era diferente, consideraba que cuanto más duro era el reto, más valioso seria su trabajo para ayudar o guiar al alma que le habían asignado. Él sentía debilidad por los humanos, “un gran potencial y casi todo desperdiciado por sus prejuicios”, aún así proseguía una y otra vez.

Pero en este caso era diferente, jamás pensó que podía enamorarse de un alma mortal a punto de ser condenada. El alma a la que tenía que proteger poseía un potencial como no había visto antes, pero ésta tenía una inclinación hacia el lado salvaje y oscuro, ello la hacía más atractiva a sus ojos. Por ella él llega a romper reglas que le reportarían más perjuicios que ventajas; la guiaba pero ella se negaba a creer, él lloraba cuando ella dormía y envidiaba al lado oscuro por compartir sus sueños con ella; los sentimientos que llego a profesar por ella eran casi insultantes, algo casi prohibido, pero él infatigable a pesar del incremento del dolor, un gran dolor interno, el más intenso, aquel que solo se puede proferir al ver el dolor y la condenación de la persona a la que quieres más que a ti mismo.

Pasaron los días y los meses y ella no solo seguía sin creer sino que conociendo y teniendo pruebas se negaba aceptarle. Pronto llegaría el día que se tenían que separar y en el que tendría que escoger. Pensó en dejarlo todo por ella, pero le decía que no podía dejar lo que él era atrás y que siempre lo recordaría, que como ser humano se lo echaría en cara tarde o temprano; sabía que ella también le quería, pero tomo su decisión.

La batalla estaba perdida de antemano y la oscuridad se mofaba de él, ésta le habló por su boca: “He ganado, pero la autentica victoria es que tú hayas perdido, llorarás eternamente por tu perdida y yo me refrescaré en tus lágrimas vertidas, hay algo más delicioso que un alma corrompida y es un alma celestial destrozada que se cuestione a sí misma”.

Llego el momento de regresar y de volver con los suyos… Y todos lloraron, el cielo, él, ella -por lo que significo para él sin provocarlo- Se fue de la tierra pero regresó con el tiempo, al trabajo que más quería, pero era diferente, estaba marcado para la eternidad y toda alma que le veía se preguntaba por que era el único ángel marcado. A raíz de entonces se le conoce como el ANGEL QUE LLORA aquel que siempre vertía una lágrima. Así llamado Aseret.

Read Full Post »

Older Posts »